¿Cuál es la diferencia entre un ERP y un CRM?

diferencia entre crm y erp

Seguro que no es la primera vez que te preguntas cuál es la diferencia entre CRM y ERP. Por ello, hoy vamos a esclarecer todas las dudas que tengas al respecto explicando de manera sencilla todo lo referente a los sistemas ERP-CRM.

¿Qué es un ERP?

El ERP (Enterprisa Resource Planning) se define como un sistema de planificación de recursos empresariales a través del cual se pueden automatizar tareas para mejorar la productividad de las empresas.

Desde éste, se trabaja con bases de datos centralizadas.

Según las funcionalidades que se precisen se deberán implementar módulos específicos directamente relacionados con las tareas que se vayan a llevar a cabo.

Funciones de un ERP

Dependiendo del tipo de ERP que se contrate, contará con unas funcionalidades u otras.

Gracias al sistema de módulos los usuarios podrán tener acceso a diferentes áreas de trabajo. Éstas pueden irse añadiendo conforme surjan las necesidades de negocio.

El punto negativo es que el paquete de funciones no puede ser modificado por el cliente.

Sin embargo, si se opta por el sistema configurable, el cliente podrá realizar los cambios que resulten más convenientes para sus necesidades de negocio.

Se trata de un sistema adaptable, pero más tedioso de implementar y más caro.

Algunas de las funcionalidades que podemos encontrar dentro de un ERP son las siguientes:

  • Proyectos
  • Facturación
  • Logística
  • Suministros
  • Compras
  • Ventas
  • Finanzas
  • Recursos humanos

Tipos de ERP

Actualmente encontramos varias tipologías según el tipo de instalación del sistema:

Alojados en la nube. Estos precisan de aplicaciones en línea a través de servidores de terceros.
On premise, instalados de forma local en el servidor interno de la propia empresa.
Éste será el punto de partida a la hora de seleccionar tu ERP, y el nivel de inversión será un factor a tener muy en cuenta en este momento.

¿Qué es un CRM?

El Customer Relationship Management o CRM, es una herramienta informática de gestión empresarial desde la cual podemos ejecutar un control exhaustivo de toda la información del negocio. Bien sea, desde el punto de vista de la empresa, como de la parte de nuestros clientes. Aquí puedes encontrar las ventajas de tener uno.

¿Qué áreas específicas podemos gestionar con un CRM?

  • Ventas y comercial
  • Marketing
  • Atención al cliente y postventa

Funciones de un CRM

El objetivo principal de este tipo de software es proporcionar al usuario, tanto interno como externo, de manera rápida y accesible, información actualizada en todo momento. Esto se traducirá en una mejora de la productividad y un aumento de los beneficios.

Además, podemos incluir los siguientes puntos clave dentro de sus funciones esenciales:

Coordinación 365 dentro del equipo de trabajo.
Planificar y automatizar tareas.
Descubrir las necesidades del cliente y cubrirlas.
Mejorar el sistema de postventa y cubrir los errores de manera eficaz.
Fidelizar clientes.
Mejora de la productividad interna.
Aumentar el número de ventas.

Tipos de CRM

Actualmente, encontramos una amplia gama de CRMs en el mercado según el tipo de necesidades empresariales.

CRM OPERATIVO

Los CRM operativos se centran en los procesos de gestión internos de la empresa y debemos diferenciar las dos partes que los componen.

El Back Office, encargado en la parte de finanzas y contabilidad, y el Front Office, que se focaliza en las actividades más relacionadas con el cliente, como son los departamentos de ventas, comercial y marketing.

CRM ANALÍTICO

Su objetivo principal es ayudar en la toma de decisiones empresariales, en relación a los productos y/o servicios con los que se trabajan, gracias a la recogida y análisis de datos.

A través de informes de seguimiento y resultados se podrán establecer propuestas en base a nuevas estrategias de acción para mejorar el ejercicio del negocio.

CRM COLABORATIVO

Se centra en la relación cliente – empresa a través de diferentes vías de comunicación, ya sea a través de chats, vía telefónica, correos electrónicos, entre otros.  Son ideales para empresas de soporte o centralitas donde el contacto con el cliente sea constante y directo.

Gracias a este flujo comunicativo, se intercambiará información esencial para el correcto funcionamiento de la empresa y el operador se encargará de centralizarla y organizarla de manera efectiva.

Diferencias entre ERP y CRM

El CRM se encarga de la gestión comercial, el Marketing, el servicio postventa y la atención al cliente.

Los sistemas CRM cuentan con un menor tiempo de implementación que los ERP debido al menor número de módulos.

Los sistemas ERP se encargan del control de procesos y de la gestión empresarial.

Un ERP tiene un coste mayor debido a la complejidad de los módulos implementados y las licencias por usuarios.

El tiempo de configuración e implementación es mucho mayor que el de un CRM, ya que, en la mayoría de los casos, intervienen diferentes áreas de negocio.

¿Qué me conviene más para mi empresa un ERP o un CRM?

Como ya hemos comentado con anterioridad, estamos frente a dos tipos de software informáticos totalmente diferentes entre sí y, al mismo tiempo, compatibles.

Si lo que precisas es mejorar la comunicación interna, implementar la automatización de tareas y mejorar tu relación con el cliente, el CRM será tu mejor aliado.

Sin embargo, si lo que buscas es un mayor control de los procesos y de la gestión empresarial, necesitas un ERP.

Según las necesidades que tenga tu negocio, podrás obtener resultados beneficiosos implementando uno, otro o ambos.

¿Necesitas ayuda con el software de tu empresa?

Solicita una llamada gratuita y sin compromiso para ver si podemos ayudarte.

Otros artículos relacionados

Deja un comentario

¿Quieres ser más productivo y decirle adiós a herramientas que solo ralentizan tu trabajo?

¡Dile adiós al Excel!

¿Quieres ser más productivo y decirle adiós a herramientas que solo ralentizan tu trabajo?