Ciclo de vida del software o SDLC: Claves del éxito para el desarrollo de un software

ciclo de vida de un software

En un mundo cada vez más digitalizado, los software informáticos son fundamentales para todas las empresas, independientemente si la empresa es grande o pequeña.

Pero, ¿cómo se hacen realmente estos programas?

Para garantizar el adecuado desarrollo de un software es necesario seguir diferentes acciones y pasos específicos.

Por lo cual, comprender el ciclo de vida de un software es esencial para asegurar la calidad y eficiencia en la creación de aplicaciones y sistemas informáticos.

En este artículo comentaremos sus diversas fases y modelos asociados que permiten una gestión y desarrollo óptimo de un software.

¿Necesitas ayuda con el software de tu empresa?

Solicita una llamada gratuita y sin compromiso para ver si podemos ayudarte.

¿Qué es el ciclo de la vida del software o SDLC?

En términos simples, el ciclo de vida de un software o Software Development Life Cycle (SDLC) es como un mapa para crear programas informáticos.

El SDLC no solo es una secuencia de fases bien definidas que abarcan desde la planificación inicial hasta el mantenimiento.

Si no también es un enfoque estratégico que se utiliza para garantizar la eficiencia, la calidad y la adaptabilidad en el desarrollo de software.

Ya que hace que todos los equipos involucrados en el proceso estén de acuerdo con los objetivos y requisitos del desarrollo del software de principio a fin.

Su objetivo principal es reducir los riesgos y garantizar que el software satisfaga las expectativas del cliente tanto durante su creación como después que esté listo.

Fases del desarrollo del software

Las fases o etapas del desarrollo del software

1.     Fase de Planificación estratégica y análisis

La etapa más importante en el ciclo de vida del software es el análisis de los requisitos.

Es liderado por los miembros más experimentados del equipo, ellos recopilan la información que les da el cliente, el departamento de ventas, marketing, y expertos en el sector.

En esta fase de planificación y análisis se consideran y evalúan minuciosamente todos los requisitos, lo cual ayuda a hacer el estudio de viabilidad.

Aquí se busca comprender bien lo que se necesita, se decide qué hacer y, que no hacer.

A partir de este análisis, se define una programación y elaboración de un plan detallado, el cual guiará al equipo para lograr los objetivos trazados.

2.     Fase del diseño y estructura del software

En la fase del diseño del ciclo de vida del software se establece su estructura general.

Esta etapa incluye dos pasos clave:

  • El diseño de alto nivel (HLD): que define la arquitectura general del producto.
  • El diseño de bajo nivel (LLD): que detalla el funcionamiento de cada función del producto.

Se aborda también la especificación de la base de datos para gestionar y almacenar datos para su uso futuro.

Esta fase es importante, porque sienta las bases necesarias para la fase del desarrollo del software.

Durante este proceso, el equipo se apoya de documentos como el SRS (especificación de requisitos del software), que los ayuda a tener una mejor arquitectura.

Después de una revisión por parte de todos los equipos involucrados, es muy común que se desarrolle un prototipo del software, permitiendo tener una idea visual y hacer ajustes sin empezar de cero.

3.     Fase de Desarrollo de un Software

Durante esta fase el equipo se encarga de convertir todos los requisitos del proyecto en código, dividir el trabajo en módulos y crear el producto.

Puede llegar a ser la fase que más demanda tiempo, herramientas especializadas y un seguimiento cronogramado y detallado.

El desarrollo real comienza a partir de los prototipos, donde los ingenieros empiezan a construir el sistema completo, y puede fusionarse con pruebas para evitar errores críticos.

Durante este proceso, los clientes pueden ver la primera versión del producto, y al final, se tendrá una función operativa para compartir con ellos.

4.     Fase de Pruebas

La fase de pruebas es esencial para validar el software antes de su lanzamiento.

Se realizan pruebas exhaustivas para identificar, corregir y volver a evaluar los defectos del producto, asegurándose de que cumpla con los estándares definidos en los requisitos iniciales.

Las pruebas incluyen evaluaciones de rendimiento, funcionalidad, seguridad, unidades individuales, usabilidad y aceptación final.

Estas pruebas pueden ser manuales o automatizadas, sin embargo, esto depende de la complejidad del proyecto.

5.     Fase de implementación e integración

Una vez completadas la fase de pruebas, el software está teóricamente listo para comercializarse y puede entregarse al cliente.

Esta fase incluye la configuración del entorno, la instalación del software, aprobación para su uso, capacitación y soporte inicial.

Se enfoca en garantizar que el software funcione correctamente, y usualmente se da seguimiento continuo para abordar cualquier problema inicial.

6.     Fase de Mantenimiento

En esta etapa de mantenimiento se realizan actualizaciones y mejoras periódicas para adaptarse a las necesidades cambiantes.

Esta fase debe ser flexible y ágil, ya que es importante para corregir cualquier error que pueda surgir durante el uso del mismo software y mejorar la experiencia del cliente.

Sin embargo, el mantenimiento no solo implica corregir problemas, sino también evolucionar el software y mantenerlo eficiente en el tiempo.

Modelos del ciclo de vida del software

Existen varios modelos en el ciclo de vida del software, cada uno con enfoques diferentes para el desarrollo y gestión del software.

Algunos de los modelos más conocidos son:

1.     Modelo en cascada

Es el modelo fundamental del ciclo de vida del software, y a pesar de que ya no se utilice, ha servido como base de los otros modelos de SDLC.

En este modelo, una vez que una fase está completa va pasando de una etapa a otra en una cascada, sin poder retroceder. Es un modelo rígido, lineal y para nada flexible.

Es por ello por lo que este modelo ya no se aplica.

2.      Modelo iterativo

El modelo iterativo se basa en ciclos repetitivos, cada uno genera una versión parcialmente desarrollada del software.

Este enfoque permite empezar con requisitos básicos, implementarlos, probar y añadir nuevos requisitos en cada fase hasta completar el sistema.

Sus ventajas incluyen la entrega temprana de una versión funcional, facilitando cambios menos costosos.

Sin embargo, la repetición constante puede consumir recursos rápidamente.

3.     Modelo en espiral

Es uno de los modelos más importantes y flexibles en el ciclo de vida del software.

Destaca por su enfoque proactivo en la gestión de riesgos, abordando y mitigando posibles riesgos en cada iteración del proceso.

Es ideal para proyectos extensos y grandes, permite la personalización del producto desde el inicio y la integración continua de la retroalimentación de los usuarios.

4.     Modelo en V

El modelo V está inspirado en la modelo cascada, se ejecuta de manera secuencial e integra cada fase de desarrollo con su fase de prueba correspondiente.

Lo que garantiza que cada componente o fase del software sea rigurosamente evaluado y validado antes de proceder al siguiente paso.

La representación gráfica en forma de «V» visualiza la estrecha relación entre las tareas de desarrollo y pruebas.

Por otro lado, también es conocido como modelo de Verificación y Validación.

5.     Modelo ágil

Es un enfoque que destaca por su flexibilidad, adaptabilidad y énfasis en la colaboración constante.

Se basa en la colaboración estrecha entre todos los equipos involucrados y los clientes, pone énfasis en las cambiantes necesidades del cliente o mercado.

Tiene presentes las metodologías Scrum, Kanban y Extreme Programming (XP), lo cual fomentan la retroalimentación entre equipos.

6.     Modelo de prototipos

El modelo de prototipos en el desarrollo de software implica la creación rápida de versiones preliminares del software para entender los requisitos del cliente y probar conceptos clave.

Es decir, que, en lugar de esperar al final, se crean versiones iniciales del producto o prototipos, para ver cómo será y recibir comentarios desde el principio.

Esto se hace con el fin de reducir los riesgos y satisfacer los requerimientos del cliente.

Conclusión

El Ciclo de Vida del Desarrollo de Software o SDLC es como una hoja de ruta para crear software.

Tiene diferentes modelos y formas de trabajar, desde las más organizadas, hasta las más flexibles.

La clave está en entender bien lo que se necesita en cada fase, priorizar la comunicación, y colaboración entre los diferentes equipos involucrados.

Un proceso integral que asegura la creación de software de calidad que se adapta a los cambios y prioriza la satisfacción del cliente en cada paso del camino.

¿Necesitas ayuda con el software de tu empresa?

Solicita una llamada gratuita y sin compromiso para ver si podemos ayudarte.

Otros artículos relacionados

Deja un comentario

Aumenta tu visibilidad y logra más ventas a través de la aplicación móvil de tu empresa

Será una de las herramientas más eficaces para tu negocio.